4/4/12

10 cosas que siempre nos suceden a los médicos


1. Tu diploma no te ayuda a encontrar trabajo. Pero tus capacidades y habilidades sí.
Por supuesto que es bueno tener una educación ejemplar y un título que lo demuestre, pero cuando se trata de obtener un empleo, tus pacientes quieren ver de lo que eres capaz, no un diploma.

2. El buen trabajo lleva tiempo, no fijar fechas límites muy ajustadas.
Cuando estás en la escuela los profesores fijan las fechas de entrega de los trabajos y tratan de darte el tiempo suficiente. Tu jefe o tu paciente no serán como tus profesores de escuela, intentarán empujarte para que seas más productivo y te darán el tiempo mínimo para completar la tarea.

3. Tus clientes no creen que eres un artista, a pesar del dicho "La Medicina es una ciencia y un arte".
Ellos solo piensan que los vas a ayudar a sentirse mejor con "pastillitas". Eso no significa que no debas darle una buena atención, solo significa que tienes que ser convincente cuando tratas de darle un toque más artístico a tu trabajo.

4. Hay que ser capaz de manejar críticas irrelevantes.
Cuando estás en la escuela se aprende mucho al ser criticado por profesores y compañeros. Obviamente estas personas tienen muchas habilidades en el trabajo, a veces más que tú mismo. Es mucho más duro manejar las críticas sobre tu trabajo cuando provienen de personas que no tienen una educación. Puedes estar seguro que escucharás cosas insensatas y tendrás que saber manejarlas.

5. Deberías hacer copias de seguridad de tus datos regularmente.
La mayoría de las personas aprende esto de manera ardua y tenaz, cuando a su PC le entra algún virus o se avería, usualmente esto sucede en el peor momento, antes de una reunión con el profesor de práctica, antes de una exposición, al culminar un ciclo más de estudios, en una conferencia internacional o algo similar. Si te parece que esto no está relacionado con el arte, estás totalmente equivocado, el orden en tu vida, también es cuestión de arte Señores!!!

6. Comenzar a hacer contactos desde ahora.
Sé sociable, aunque fueras el mejor artista, nadie podrá saberlo si la gente no tiene la suerte de conocerte. No necesitas estar siempre en eventos relacionados con tu trabajo, lo más importante es encontrarte con gente que tenga ideas parecidas. Cuando estés con gente, no te sobrevalores ni hables sobre tu trabajo todo el tiempo, pero ten la seguridad de no perder una oportunidad cuando pienses que alguien puede necesitar tu talento.

7. Asegúrate de que tus clientes firmen un contrato.
A veces esto es molesto, especialmente cuando piensas que puedes tener confianza con el cliente, pero esto te ahorrará muchos problemas. Deberías hacer un hábito el firmar con tus clientes un contrato simple y exhaustivo antes de comenzar a trabajar.

8. Aprender el arte en la Medicina es un proceso continuo.
Tener un diploma no significa que tu formación en diseño esté completa, o casi. Como Científico y Artista en Medicina, deberías estar al día de las últimas tendencias, actualizaciones de softwares y novedades del sector Médico e Informático.

9. Ser un buen Médico no es solo una cuestión de talento.
Como decía Picasso "Cuando me llegue la inspiración, que me encuentre trabajando". Creo en la suerte y en la inspiración, y siempre intento encuentrarla mientras trabajo o, si no, siempre dispongo de una pequeña libreta de apuntes. Por eso, como buen Médico, se necesita leer de todo, trabajar y experimentar constantemente, es la única manera de dejar que tu talento natural explote.

10. Tu impresora va a dejar de funcionar cuando más la necesitas.
Sobretodo cuando estás un día antes de la entrega de un trabajo importante, una Historia Clínica, una exposición, una Monografía o un análisis Situacional del algo; aquí hay muchas posibilidades en las que tu impresora decida no imprimir!!! Asegúrate de tener algunos amigos o socios de trabajo que te puedan ayudar en estos casos.


Últimos Artículos:

Entradas populares:

Publicaciones:

Si desea publicar su contribución escrita y/o en imagen en "Yo sé de Medicina", no dude en revisar las instrucciones a los autores, en la sección "Publicaciones YsdM" y enviárnosla al correo electrónico: aldoluyo@gmail.com