28/11/2011

Frases Médicas


1) "Las cosas frecuentes ocurren con frecuencia".
2) "Es posible que la raza no sea siempre lo más destacado, pero es una buena idea apostar de esta forma".
3) "Cuando escuche cascos galopando, piense en caballos, no en cebras".
4) "Haga sus apuestas por manifestaciones infrecuentes de enfermedades frecuentes en lugar de manifestaciones frecuentes de enfermedades infrecuentes".
Matz R: Principles of medicine. NY State J Med 77:99-101, 1977.

"De todas las dolencias que pueden apagar la pequeña candela de la vida, la principal son las
enfermedades del corazón".  

William Boyd (Pathology for the Surgeon).

"El Arte es duradero y el Tiempo es fugaz,
Y nuestros corazones, aunque recios y valientes,
Cantan al igual que tambores apagados
Himnos funerales a la tumba".  

Henry Wadsworth Longfellow (A Psalm of Life).

"Los hombres se contagian enfermedades unos de otros. Por tanto, dejadme poner atención
a su compañía".  

William Shakespeare (Enrique IV).

"En toda la naturaleza, estar infectado sin estar enfermo es más la regla que la excepción".  
Rene Dubos (Man adapting).

"Aun cuando hay diversas enfermedades crónicas más devastadoras para la vida que el cáncer, ninguna es más temida".  
Charles H. Mayo (1865-1939) (Annals of Surgery 83:357, 1926).

"Deberás buscar los ácidos y los álcalis en todas las cosas".  
Otto Tachenius (1670) (Hyppocrates Chymacus, Ch. 21).

"Por lo tanto, si se utiliza demasiada sal en las comidas, el pulso se endurece".  
Huang Ti (The Yellow Emperor) (2697–2597 B.C.) Nei Chung Su Wen, Bk. 3, Sect. 10, tr. by Ilza Veith, in The Yellow Emperor’s Classic of Internal Medicine.

"La sangre es la causa de todas las enfermedades del hombre".  
El Talmud, Baba Nathra, III.58a.

"La sangre es vida". 
La Biblia, Deuteronomio 12:23.

"La medicina es la única profesión universal que en todas partes sigue los mismos métodos, actúa con los mismos objetivos y busca los mismos fines".  
Sir William Osler (1849-1919), Aequanimitas (1932).

"La diferencia de sonidos durante la inspiración, la espiración y la retención de la respiración es importante para hacer nuestro diagnóstico".  
Leopold Auenbrugger (1722-1809), Inventum Novum (1761).

"Mucho me temo que el lobo está dentro rompiéndolo todo".  
Flannery O’Connor (1925-1964), Novelista, afecto de lupus eritematoso (carta).

"Aprieta la tuerca al máximo –tienes reuma– otra vuelta de tuerca y ya tienes gota".  
Anónimo.

"Algunos individuos experimentan también antipatías extrañas en sus naturalezas contra clases de alimentos que a otros les gustan y sientan bien. He oído hablar de una persona que no soportaba el pan ni la carne; de otra que se desmayó con el olor de una rosa… existen algunas que, si entra accidentalmente un gato en la habitación, aunque ellas no lo vean ni lo sepan, empiezan a sudar y se sienten morir".  
Increase Mather (1639-1723), Remarkable Providence.

"La apoplejía, tal como yo la entiendo, es una especie de letargo, si así puede decirse; una especie de sueño de la sangre, algo así como un cosquilleo u hormigueo... Tiene su origen en una pena profunda, en el mucho estudio y en la perturbación del cerebro. He sabido de la causa de la apoplejía leyendo a Galeno. Es un tipo de sordera".  
William Shakespeare (1564-1616), Descripción de la apoplejía. Enrique IV, Parte II.

"Cuando dos médicos están atendiendo a un mismo paciente, no deben reñir ni burlarse el uno del otro".  
Hipócrates, (Preceptos VIII).

"Siempre que Thomas Jefferson veía a dos médicos juntos, miraba al cielo para asegurarse de que no había buitres sobrevolando".  
Dr. Everett, secretario personal de James Monroe.

"La práctica de la medicina es un arte basado en la ciencia".  
Sir William Osler (1849-1919).

"Cuanto antes se aparte a los pacientes de la influencia deprimente del hospital, más rápida será su convalecencia".  
Charles H. Mayo (1865-1939); Lancet, 1916.

"La rutina, el trabajo del día a día, es la satisfacción real de la práctica de la medicina; ...siempre me ha absorbido la dedicación a las personas, desde siempre y bajo todas las circunstancias, luchando a brazo partido con sus enfermedades, cuando nacen, cuando agonizan, viendo cómo mueren, observando cómo se curan cuando estaban enfermos".  
William Carlos Williams (1883-1963), "The Practice" by The Autobiography of William Carlos Williams, 1951.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu comentario aquí:

Últimos Artículos:

Entradas populares:

Publicaciones:

Si desea publicar su contribución escrita y/o en imagen en "Yo sé de Medicina", no dude en revisar las instrucciones a los autores, en la sección "Publicaciones YsdM" y enviárnosla al correo electrónico: aldoluyo@gmail.com